Hay quiénes ya han rebautizado al mar Mediterráneo para empezar a llamarle “mar Muerto”. El año que cerramos, el 2016, ha sido el que más migrantes ha visto morir ahogados mientras realizaban sus infernales travesías marítimas. Según cifras de la ONU, más de 3.800 personas han perdido la vida en el mar mientras escapaban de la guerra, el hambre y las persecuciones de sus países e intentaban alcanzar tierra europea en busca del futuro mejor que todos merecemos.

No son números. Son personas con nombres, apellidos, sentimientos, familia e historias vitales. Europa parece no entenderlo todavía. Los gobiernos siguen mirando pasivos como, día a día, crece la desesperación de los migrantes y se agrava la crisis humanitaria. Frente a la falta de acción de los líderes políticos, muchas ONGs se han volcado en la causa de los refugiados, invirtiendo sus esfuerzos y recursos a ofrecer ayuda a las personas que sufren las consecuencias de la Europa blindada.

Hoy wongowin añade a su lista solidaria a Proactiva Open Arms. Una ONG que nació en Badalona de la mano de una empresa de socorrismo y salvamento marítimo con amplia experiencia en las costas españolas. Los voluntarios de Proactiva rescatan del mar a los refugiados que llegan a Europa en barcazas, huyendo de sus países en un último intento desesperado de salvar la vida. Muchos emprenden el viaje engañados, manipulados por las mafias de personas que se aprovechan de la desgracia ajena para hacer negocio. Mientras hay otras alternativas, nadie considera que lanzarse a la deriva sea una opción a barajar. Solo entra en los planes cuando se convierte en la única alternativa a una muerte segura.

Cuando empecé a escribir esto me vino en mente una canción que solía escuchar cuando era pequeña. Me ponía triste, pero aún así me gustaba. Es de un grupo llamado  Els Pets y se titula “Dues classes de persones” (Dos clases de personas). Hay una estrofa concreta que me ha quedado grabada. Dice:

Hi ha una veu trencada que s’ofega al mig del mar, mentre torno en tren de Barcelona. N’hi ha que som turistes, i altres només immigrants. Un món, dues classes de persones” (Hay una voz rota que se ahoga en medio del mar, mientras vuelvo en tren de Barcelona. Los hay que somos turistas, y otros sólo inmigrantes. Un mundo, dos clases de personas). En pleno siglo XXI esta canción ilustra la situación que están viviendo miles de personas. Tan duro como cierto.(clicktotweet.)

 

En wongowin no queremos quedarnos de brazos cruzados ante esta catástrofe. Por ello, hemos iniciado una colaboración con Baúl Weekend; un mercadillo de segunda mano de ropa y complementos de firmas exclusivas que destina el 100% del beneficio a una ONG. En su segunda edición, la organización elegida ha sido, precisamente, Proactiva Open Arms. Gracias al evento, celebrado a finales de diciembre, se recaudó en un solo día… ¡ni más ni menos que 62.540€!

Viendo el éxito de la iniciativa, pensamos que el Baúl Weekend podría superar las barreras del espacio y del tiempo y seguir recaudando beneficio a través de la App de wongowin. Así pues, hemos abierto un espacio en nuestra App dónde aparecen todos los productos que no se vendieron en el mercadillo. Para encontrar el listado de artículos solo tienes que descargarte la App de wongowin y filtrar los productos por ONG seleccionando “Proactiva Open Arms – Baúl Weekend”. Nuestra intención es que los amantes de la moda puedan darse un capricho solidario. Y es que, comprando uno de estos artículos, Proactiva Open Arms recibirá una donación equivalente al precio total del producto. Esto les permitirá seguir salvando vidas en el Mediterráneo central y las costas de Lesbos.

Nadie merece vivir el infierno al que están condenadas miles de personas. Si no podemos acabar con las guerras y el hambre que les obligan a marcharse de sus hogares, al menos acojámosles con los brazos abiertos.

Hagamos, entre todos, que en este mundo solo exista una clase de personas: las humanas.(clicktotweet.)