Hoy damos una cálida bienvenida a la Fundación Uno entre cien mil; una iniciativa con un origen tan intenso como su objetivo. Todo empezó en 2010, cuando Guzmán, el hijo de Jose Carnero, fue diagnosticado de Leucemia Linfoblástica; una enfermedad que sólo afecta a tres de cada cien mil niños. Un día después de recibir la noticia, Carnero puso en marcha un blog y empezó una batalla contra esta enfermedad con dos fuertes convicciones. La primera es que “todo ocurre por algo” y que su lucha podría suponer avances científicos y ayudar a otras familias en su misma situación. Y la segunda, que su hijo sería “ese uno entre cien mil que, no sólo superaría ese trámite, sino que iba a poder alcanzar lo que se propusiese”.

En España se diagnostica un caso de Leucemia infantil prácticamente a diario y 2 de cada 10 niños no lo superan. Estos datos y la voluntad de llegar a un 100% de cura son el combustible que mantiene en marcha el motor solidario de la Fundación Uno entre cien mil. Y es que, actualmente, este proyecto es mucho más que el blog que fue su semilla: lleva a cabo acciones para incentivar la acción social; mejorar la situación de los más desfavorecidos; apoyar y trabajar en proyectos innovadores que rompan esquemas y vayan más allá…

Ademas, Uno entre cien mil destina todo el beneficio obtenido gracias a sus múltiple proyectos sociales a la Beca Anual de Investigación contra la Leucemia Infantil. Podríamos decir que, todos su esfuerzo y fruto se destina a avanzar hacia una misma dirección: hacer de este mundo un lugar mejor.

¿Quieres formar parte de este camino esperanzador? Vende alguno de esos objetos que tienes aburridos en casa y destina parte del beneficio a Uno entre cien mil. (Haz click para twitear)

Como bien explica el lema de la Fundación: La leucemia es un enemigo muy peligroso para uno, pero no para cien mil reforzando el mensaje de “con un poco de muchos, se puede cambiar el mundo”.

¡Aporta tu granito de arena con wongowin!