Hoy acogemos con los brazos abiertos a la “Fundació Família i Benestar Social”;Fundació FIBS para los amigos ;).

Hablamos de una entidad privada sin ánimo de lucro que trabaja para que todo el mundo tenga la oportunidad de hacer realidad sus sueños. En FIBS son irremediablemente optimistas; para ellos “querer es poder“. Así pues, con el objetivo de alcanzar una sociedad más justa e igualitaria, ofrecen ayuda y servicios a gente de todas las edades.

Entre las tareas de FIBS destacan la promoción del acceso a la vivienda y el cuidado de gente mayor y de personas en situación de vulnerabilidad. Para alcanzar dichos objetivos, se facilitan pisos con alquileres asequibles; se ofrecen plazas en residencias, centros de día y enfermerías; y se ponen al alcance de todos servicios básicos como son la ducha y la comida. En pocas palabras: FIBS hace todo lo posible para garantizar el máximo nivel de autonomía y de calidad de vida entre las personas que acuden a ellos en busca de ayuda.

Uno de los proyectos más importantes de la Fundació FIBS es “La Llar de la Mercè”; una entidad ubicada en el barrio barcelonés de El Gòtic que ofrece soporte a vecinos con dificultades sociales, económicas y de salud. En “La Llar de la Mercè” no hablan de números, sino de personas. Allí, todo el mundo tiene identidad propia y una historia vital, por lo que prevalecen las actitudes positivas, las relaciones humanas, cálidas y directas. Y es que, para los seres humanos, sentirnos útiles, especiales y valorados es tan importante como disponer de un techo y un plato caliente.

Podemos decir que en “La Llar de la Mercè” son como una gran familia. Aún así no todo es de color de rosa… con el tiempo y el uso, todos lo bienes materiales se desgastan. No es difícil pensar en nuestro hogar y hacer una lista de diez objetos que hayamos renovado recientemente. Si en un familia de cuatro o cinco miembros el tiempo y el uso ya no perdonan… imagínate lo que ocurre en “La Llar de la Mercè”, dónde cada día se preparan hasta 150 comidas… Las sartenes, ollas y cubiertos han dicho basta. El antiguo menaje de cocina se debe cambiar por otro más nuevo.

Como Navidad está a la vuelta de la esquina, la Fundació FIBS ha aprovechado para añadir este regalo a su carta a los Reyes Magos. Aún así, SSMM no pueden llegar a todo… Así pues, para asegurarnos de que esta familia numerosa podrá seguir cocinando, hemos hablado con FIBS, y… ¡han decidido sumarse a la wongo lista solidaria!

 

¿Te animamos a vender un objeto de segunda mano a través de la wongo App y a destinar parte del beneficio a Fundació FIBS? ¡Cientos de personas agradecerán tu ayuda!