¿Cómo ha empezado el año? O quizás sería más acertado preguntarse cómo acaba. Sabemos que enero es un mes complicado para tus finanzas, es por eso que queremos darte algunos consejos para salvar tu cuenta corriente. Si después de las navidades por tus bolsillos no hay ni aire, solo un silencio de peli del oeste cuando sopla el viento. No te preocupes, hemos pensado 3 consejillos interesantes para superar la cuesta de enero y llegar hasta la primavera con tu cuenta corriente digna. ¿Te interesan?, ahí van:

¿Realmente usas todo lo que pagas?

Utilizas todos los productos y servicios que tienes contratados o que pagas mensualmente. Venga se sincero, seguro que las clases de zumbas las has abandonado, o la cuota de la Thermomix no la estás amortizando ya que solo la usas para rallar el pan. Estos son ejemplos de aquellos productos o servicios que pagas mes a mes y que realmente luego no usas. Es momento de revisarlo y ser sincero con uno mismo.

Granito a granito se hace una montaña, ¡Evítalo!

Un grano no hace granero pero ayuda al compañero, este dicho aplicado para bien, está bien ;), pero en la contra nos hace gastar más de lo necesario. Es decir, cuánto crees que puedes llegar a ahorrar si evitas la mayoría de gastos supérfluos. Gastos que te aportan pequeños caprichos diarios, a los que no tienes que renunciar por completo. Es decir, el café de media mañana que te tomas en el bar de abajo, puedes sustituirlo por el del termo que te llevas de casa, está más rico y te ahorra un par de euros al día. Quizás comer de menú es baratísimo, pero y si te llevas el tupper, quizás le estés haciendo un favor a tu salud y a tu bolsillo. Piénsalo, todas estas pequeñas gastos al final del mes se notan. Apúntalos y verás cuánto dinerito puedes ahorrar en total.

Una imagen vale más que mil palabras, Apunta tus gastos.

Venga, ármate de valor, apunta todos tus gastos totales al mes. Que no te lo cuenten, se consciente de tu realidad, ¿gastas menos de lo que ganas? Sabes cuál es tu evolución de gastos y de donde podrías recortar para ahorrar un poco. Coge papel y boli y apúntalo todo, verás al final reflejado todo y serás más realista a la hora de gastar, los números no mienten. Si ya quieres pasar a un nivel avanzado, puedes usar un Excel para controlar tus gastos 😉

“No sufras la cuesta de enero” (clicktotweet)

Si con estos consejos no has conseguido ahorrar todo lo que te hace falta para acabar el mes con tus cuentas saneadas, ya sabes….lo que necesitas es usar wongowin.

 

Consigue dinero y ayuda a los demás, siéntete bien vendiendo a través de nuestra App, genera impacto social positivo y ayúdate ayudando 😉 clicktotweet